El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dice que las empresas operadoras de telecomunicaciones no tienen obligación de identificar a los usuarios del eMule

 

Cuando las discográficas y empresas que basan su negocio en la explotación de derechos de autor y de propiedad intelectual (también incluye el software) han pensado estrategias para poder frenar las descargas de música, películas, software, etc., mediante programas como el eMule, siempre se ha hablado del papel que podrían jugar los ISP (Internet Service Providers), es decir entre otras, las empresas que comercializan ADSL o acceso a Internet.
Continuar leyendo